lunes, 24 de agosto de 2009

Los ojos mas lindos que jamas me miraron.....


    "todo el enorme espacio de mi pequeño universo, mi tiempo, plagado de minutos sin dueño, y todo lo que soy (que a veces ni se yo lo que hay por estos lados), es para la gente que elijo que este, si la elijo es porque vi., si vi es porque sentí, si sentí quiero que estén.....y si quiero que estén yo voy a estar siempre"
7 de la tarde según mi reloj, aparentemente nadie va a acompañarme a evitar que piense que nadie va a acompañarme a evitar que piense, que tema, como explicarle a la razón, que hay días en los que uno no está preparado para lidiar con la realidad.
La avenida parecía estar a punto de explotar, desbordada de coches para donde fuera que mirara, y camine para donde camine mi destino es chocarme con alguien que según el reflejo de sus rostro, aparentemente está en la misma situación que yo o, por lo menos hay algo que lo tiene igual.
En busca de silencio o menos ruido decido esquivar la locura de la avenida, perdiéndome por alguna de las calles laterales, que sin saber a dónde van, me van a alejar seguro de donde quiero huir....
2, 3 , 5, la verdad no cuento las calles que ya cruce en mi presurosa huida de no sé qué; pero a pesar de no saber adónde estoy, algo me resulta particularmente conocido, pero no logro definir exactamente que, un bar que nunca vi, lleno de gente, que estoy seguro no haber cruzado jamás pero que me resultan familiares, una casa de regalos, un viejo en la puerta de una pensión que me saluda, con su cabeza, de a poco me da una incertidumbre increíble tanta familiaridad y tan poco recuerdos de haber o no estado allí, de repente, desde una esquina una mujer, bajita de cabellos negros, parecía mirarme, me llama la atención, porque parece que no desvía su mirada, me pone algo nervioso ver que (aparentemente) su mirada fija esta clavada en mi, y luego de dudarlo alguno segundos me decido a pasar por su lado; la realidad es que los treinta metros que me separan se me hacen centímetros y que cada uno que resto me pongo mas "raro", nervioso, hasta que no me quedan mas centímetros para agregarle y paso por su lado, primero agacho la mirada, mas tomo coraje, levanto la cabeza, y mis ojos se cruzan con los de ella, los ojos verdes más bonitos que vi en mi vida, y los más conocidos de no sé donde, de que vida, de que sueño, o de donde sea que sea o no fuese de ningún lado, esa sensación era inevitable e inconfundible. me mira, me sigue mirando , no baja la vista , me sonríe, y acompaña mi paso hasta que la dejo atrás, yo por mi parte no sé cómo hacer para meter mi corazón en su cavidad original en el centro del pecho, y ni hablar de cómo hacer para encontrar la forma de que retome el ritmo normal y sano de su latir cotidiano, acelero el paso como queriendo alejar mi vergüenza por no haber podido ni siquiera responder con una sonrisa tímida, o aunque mas no sea solo mirarla sin dejar la sensación de que me derretía,
Creo que ya me separan de ella unas dos cuadras cuando no soporto mas la incertidumbre ni las ganas de volver a buscarla, a mirarla, o aunque mas no sea a espiarla de lejos, estaba vestida con un vestidito blanco, ni corto ni largo, el pelo suelto, el más negro que vi en mi vida, ella muy blanca, por de mas, y eso ojos, dios esos ojos, apuro mi paso, ahora con un brote de valentía. creyendo q si la tenía enfrente me voy a animar  a preguntarle todo ( todo qué ?) bueno, por lo menos el nombre, donde vive, o por lo menos decirle mi nombre sin tartamudear, llegue a la esquina en que debería estar, miro para todos lados, y no la veo, no lo puedo creer se fue, giro la cabeza, me doy vuelta sobre mi propio eje desesperado, y nada, es increíble, es injusto, la sensación mas linda y pura de mi vida, y se me escapaba por, solo por no haber podido sostener una mirada.
Casi con la desazón mas grande que sentí en mi vida ( y si digo casi es porque no tengo ni ganas de pensar si alguna vez sentí algo más feo)me siento en un umbral, miro el piso pensando como podía haber seguido de largo, o porque carajo me pone tan mal si solo era una mujer mirándome, levanto la vista y exactamente en el umbral enfrente de mi cruzando la calle, estaba mi extraña observadora sentada, sonriendo, con un dejo de burla en el rostro como sabiendo que mi lamento era por creer que ella ya se había ido, la miro, me sonrió bajo la vista y muevo la cabeza para ambos lados como aceptando que ella me la había echo muy bien, dudo un segundo, pero sin pensarlo demasiado, me levanto cruzo la calle, me mira sin levantarse, sus ojos; no encandilaban pero me traspasaban, sin lastimar pero dejándome la huella de cada mirada, una tras otra, y en mi mente como diapositivas puedo describir una por una, me siento al lado de ella, mira el piso, la miro, ¿que digo? , ¿que hago?;me mira, me saluda, un hola firme sale de su boca y sin dejarme contestar me dice que sabía que iba a volver, me sonrió, le digo mi nombre, ya lo se me dice, la sonrisa se me borra, le pregunto de donde, se ríe me dice su nombre, no había conocido nunca una mujer que se llamara así, pero podía imaginarme mil de ellas como si hubiera estado con todas, seguía sonriendo, cada gesto es como un recuerdo de algún momento vivido, de algún paseo , de algún baile compartido con alguien que nunca existió, se me cruzan mil imágenes y pensamientos, mil preguntas que hacer y ni una sola sale de mi boca, y cada vez que me voy a animar a decir algo su vos me calla -vamos a casa -me dijo, me tomo la mano y sin dejarme ni siquiera pensar que quiero hacer ya estamos caminado, a algún lugar que evidentemente era la casa de ella. 3 cuadras enormes en silencio y una puerta nos para...-esta es- dijo -pasa o temes miedo...ajaja-
En algún punto parece disfrutar mis dudas, mi sorpresa, entro, es una casa grande, muy grande, pero solo pasamos a la habitación de ella, pone música, MI DISCO
PREFERIDO!!!!!.....me mira sonríe de nuevo, se siente en el borde de la cama, tararea la canción, y me mira, pone sus manos en borde de la cama y me pregunta si me tiene que rogar para que me acerque, voy me siento, me mira, me dijo, sin dejarme decir nada, que era lo que más me sorprendía?;si el no saber si me conocía, si el no saber que iba a pasar, o todo junto, y que a ella lo que más le sorprendía era ver que siendo ella lo que yo esperaba me costara tanto reclamar...lo que siempre quise, sin dejarme terminar de entender me abrazo, me beso de la manera más apasionada que jamás pensé que me podían llegar a besar y besar yo, me acuesto, se acuesta encima mío, y como un experta, se quita su vestido, de un solo movimiento, sin dejar de sonreír (ahora de una manera muchísimo más sexi, caliente) me arranca la remera, me desprende el pantalón , pero nada de lo que hace (por mas , parecido a otras veces ) es igual a nada, quedamos los dos desnudos en cuestión de segundos, recorre con su boca, cada centímetro de mi cuerpo sin dejar de mirarme ni una sola vez( soy yo el que debe hacer un esfuerzo enorme por mantener los ojos abiertos mientras siento como me dan la lección mas erótica de amor y sexo que he tenido en mi vida)....me toca....me besa, hace lo quiere de mi, hasta que decide que es el momento de que yo entre en ella, dios..... no puede mirarme así, no puede, no puede hacer conmigo todo lo que hace, se sube, se mueve de a poco...manejando sus tiempos...los míos, los nuestros, los del universo, dios es increíble, como hago para que no pase mas el tiempo y se quede acá puedo creer que la amo? puedo amarla? puedo creer que la conozco de siempre? si en ella veo todo lo que busque en cada una de las mujeres que estuvieron antes conmigo, mas todo lo que no encontré nunca, su transpiración huele a mí, y no deja de mirarme, sus gemidos son tan dulces que me enternecen hasta la emoción, hasta que en un momento sus gritos me llenan de pasión y nos juntamos ahí en el lugar donde dos personas se pueden juntar desnudos pero sintiendo todo lo que creo que siento por ella y daría lo que no tengo porque ella creyera que le pasa lo mismo, la miro, y por primera vez cerro sus ojos, y aun cerrados veo que del costado de esos hermosos ojos lagrimas empiezan a caer, una tras otra, mitad por no saber que decir... mitad por no entender, no pregunto nada, solo la abrazo y me abraza con tanta fuerza que me quita el aire, el tiempo pasa afuera , solo afuera y me doy cuanta porque es de noche, no me suelta ni deja de llorar, me besa con sus ojos cerrados, y nos quedamos abrazados quizás minutos, quizás horas, quizás días, una vida puede pasar que no me importa, porque no había encontrado hasta ahora mas motivo valedero que este para que el tiempo pase, y que no me preocupe por eso.
Se levanta, sin decir nada, comienza a vestirse, me deja la ropa a mi lado, se mira en un espejo, mientras acomoda su cabello casi intacto, me estira su mano con intención de que la tome y vayamos a algún lugar, su silencio me genera a mí la necesidad de respetarlo con el mío, solo nos miramos, salimos de la casa, y caminamos hasta el umbral en donde se reía de mi inmadurez y cobardía, se sienta, me siento, me abraza tan fuerte como antes, me besa más lindo, más tierno y más triste que nunca en mi vida, se levanta y se va, vaya a saber por q no me salió el correrla y preguntarle nada, solo la miro, hasta que desde lo lejos se me pierde entre nadie, me levanto y camino por calles que no conozco ( o si) pero que tengo la seguridad que me llevan a mi casa, son tantas las sensaciones que se me mezclan que no se a cual darle más prioridad, la emoción de recordar mil miradas, lo caliente que aun tengo mi cuerpo por sus caricias, lo salado de sus lagrimas que me ponen triste y no sé porque, o lo hermoso de creer que la amo, con locura ¡¡¡que locura!!! cuando me doy cuanta estoy en la puerta de casa, sin desviar mi camino lo único que atino es a poner mi disco preferido y sin desvestirme acostarme a pensar en ella, a recordar cada segundo de la novelesca historia, del día, abro los ojos el sol me deja casi ciego, tardo 15 segundos en darme cuenta que en mi intento de revivir la noche me quede dormido, desesperado, salgo a la calle, son las 10 hace tres horas debería estar en mi trabajo, pero solo me atrae la idea de ir en busca de los ojos que me habían enamorado, camino las calles que ayer me parecían extrañas y hoy me sonaban a equivocadas, doy vueltas y vueltas sin encontrar nada, hasta que un umbral a metros del viejo sentado en la puerta de la pensión, me dicen que ese era el umbral, lo miro trato de reconocerlo pero sin ella era mas difícil ya que en realidad ni lo había mirado, voy hasta a esquina camino las tres cuadras , que ayer nos habían llevado a la gloria, y encuentro una casa, similar a la que habíamos compartido con  mi amor hacia unas horas, pero solo que esta estaba abandonada y casi derruida, las puertas y ventanas rotas hacían notar el abandono por más de décadas, la falta de vidrios y las plantas asomando por cada uno de los agujeros que hubiera en las paredes me demostraban que no era esa la casa, o si?
se me acerca un hombre y me pregunta si busco algo, le comento lo similar de esta casa con la que creí haber visto de día anterior y ante su conocimiento del barrio le consulto por la morocha de los ojos verdes, me sonrió y me dijo, No busques entre las  ruinas que deja el tiempo y el abandono de un día , lo que encontraste en la plenitud de la mejor noche de tu vida, lo que buscas acá te lo llevaste ayer vos con vos para siempre, se rio y se fue, no entiendo, la verdad no entiendo, me di vuelta, me fui por las calles que no conocía pero que me llevaron a donde encontré lo que siempre busque, lo que siempre soñé, y donde cada noche que crea que en una esquina me están mirando, quizás  tendré otra vez, solo si me miran como ella me miro.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario